El Hotel-Finca

Quiénes somos

El Hotel-Finca Santo Domingo es un negocio familiar fundado en marzo de 1993 con el propósito de compartir las bellezas de la Isla de Ometepe con personas que desean paz, tranquilidad y disfrutar de esta maravilla natural. Nuestra naturaleza es servir a nuestros visitantes.

Más información


Historia

La Finca Santo Domingo fue fundada a mediados del siglo XIX por una familia que emigró del departamento de Chontales buscando mejores horizontes. La familia Flores se instaló en una pequeña propiedad de 106 manzanas, ubicada en la región de Tilgüe. La finca de tradición ganadera recibió el nombre de La Esperanza pero con el tiempo adoptó el nombre de la comarca Santo Domingo, de tal forma que ahora se conoce como Hotel-Finca Santo Domingo.

Más información


Misión y visión

Preservar y mejorar las condiciones naturales del negocio familiar para seguir siendo agentes de desarrollo en los ámbitos ecológicos, turísticos, sociales y económicos de la zona.

Más información


Responsabilidad Social Empresarial

Monika y Michael Höhn, junto al ingeniero José Alcides Flores, en la escuela “La Esperanza”, en la comunidad de Santo Domingo. Monika y Michael Höhn, escritores alemanes, jamás imaginaron que, además de conocer Nicaragua, se “casarían” con el Oasis de Paz, la Isla de Ometepe, lugar al cual consideran su segunda tierra natal. Ellos, con hechos, demuestran su amor hacia los ometepinos, al punto que durante 19 años se han dedicado a trabajar en la búsqueda de recursos para ayudar a las familias más necesitadas de la isla de dos volcanes en un lago de agua dulce.

Más información


Responsabilidad Ambiental y Ética

Un trabajador del Hotel-Finca Santo Domingo elabora un tejido de malla metálica para fijar botellas plásticas que contendrán los bloques de concretos. El ingeniero José Alcides Flores, propietario del Hotel-Finca Santo Domingo, explica que con la construcción de un biodigestor, primero de la Isla de Ometepe (en 2010) se abastece de biogás a dos hoteles, ubicados frente a las playas de Santo Domingo, de Altagracia. El biodigestor se construyó con la finalidad de evitar contaminaciones medioambientales.

Más información