Responsabilidad Social Empresarial

Monika y Michael Höhn, junto al ingeniero José Alcides Flores, en la escuela “La Esperanza”, en la comunidad de Santo Domingo.

Monika y Michael Höhn, escritores alemanes, jamás imaginaron que, además de conocer Nicaragua, se “casarían” con el Oasis de Paz, la Isla de Ometepe, lugar al cual consideran su segunda tierra natal. Ellos, con hechos, demuestran su amor hacia los ometepinos, al punto que durante 19 años se han dedicado a trabajar en la búsqueda de recursos para ayudar a las familias más necesitadas de la isla de dos volcanes en un lago de agua dulce.

En este esfuerzo por ayudar a los demás, también ha sido de mucha importancia el invaluable aporte del ingeniero José Alcides Flores (ex alcalde de Altagracia) y su esposa, la doctora Mélida Luna, quienes palmo a palmo dedican tiempo y recursos para contribuir a hacer posible los propósitos de Monika y Michael Höhn. Es así que desde 1993 se sientan las bases de lo que ahora se conoce como Proyecto Ometepe-Alemania (POA).

El 28 de enero de 2012, Monika y Miguel recibieron la Cruz Federal del Mérito de la República Federal de Alemania, el premio más importante del Estado, por su apoyo a la población ometepina.

Apoyo de amigos de Alemania

El POA ha conseguido apoyo con amigos de Alemania para los habitantes de la isla, por un poco más de un millón 800 mil dólares, con los cuales se han entregado 163 casas a familias de escasos ingresos económicos.

Se cuenta con servicios de atención de medicina general (se han atendido a 68 mil 645 personas), ginecología (examen de PAP a 3 mil 851 mujeres), odontología (se ha atendido a 18 mil 991 personas y se han hecho prótesis dentales a 500 pacientes), psicología (consultas individuales a 877 pacientes y se han realizado 157 visitas a familias con problemas relacionales y emocionales), fisioterapia (atención a 252 pacientes, más del 80 por ciento niños, a quienes se les da alimentación, transporte y medicamentos de forma gratuita), una cooperativa de crédito agrícola (se ha beneficiado a 3 mil 677 agricultores), un programa de becas con el sistema de préstamo a los estudiantes de cualquier carrera universitaria, entre otros programas de ayuda social.

El POA, además apoya a instituciones públicas como el Ministerio de Salud (MINSA), Ministerio de Educación (MED), Alcaldías y Policía.

Más atención en Salud

De acuerdo con el ingeniero Flores, el programa de atención en salud cubre a las 22 comunidades de Altagracia y otras dos de Moyogalpa. “Se han entregado 80 sillas de ruedas, seis mil pares de anteojos, para lo cual se ha traído un optometrista y un oftalmólogo; se brindan mensual entre 300 a 400 consultas generales, unas 200 consultas de odontología, y en cuanto a psicología, se hacen visitas a las comunidades en lugares donde la población demanda esta atención, y hasta se ha logrado bajar estados depresivos e intenciones suicidas. Mensualmente también se les da fisioterapia a 34 niños con capacidades diferentes”, explicó el ingeniero Flores.

Beneficio para estudiantes

El POA ha apoyado a 53 egresados de carreras universitarias y actualmente ayuda a 39 estudiantes de carreras profesionales, con becas-préstamos que cubren las mensualidades en la universidad, con el compromiso que cuando los estudiantes isleños beneficiados con este programa se profesionalicen, obtengan su título y trabajen, devuelvan lo que recibieron para que otros estudiantes puedan prepararse, destacó el ingeniero Flores.

La doctora Mélida Luna quien también trabaja en el POA, dice que además de los alemanes, también ayudan a las comunidades de Ometepe, cooperantes de la Isla de Bainbridge (Estados Unidos), Suiza y Holanda.

Galería de fotos