Ometepe, isla digital

A orillas de las playas de Santo Domingo, ajenos al entorno paradisíaco, los niños exploran las nuevas computadoras XO donadas por la Fundación Zamora Terán. Foto de LA PRENSA/G. MIRANDA

Por Wilder Pérez R.
Fotos de Germán Miranda
Tomado del Diario LA PRENSA

A partir de ahora todos los estudiantes de educación primaria en Ometepe tendrán su computadora portátil específicamente para hacer sus tareas y realizar investigaciones por cuenta propia en internet. Parece que se hablara de universitarios del primer mundo, pero la mayoría son niños tan pobres que probablemente no iban a conocer el mundo sin estas computadoras. Pero las laptops XO son un mundo en sí mismas para estos pequeños.

La Fundación Zamora Terán entregó este martes los primeros 700 equipos, de un total de 5,000. En algunas de las escuelas, como la Rubén Darío y la Koos Koster, los niños parecían esperar un juguete nuevo, pero se dieron cuenta de que era algo más que eso.

Moisés Gutiérrez, un estudiante activo, prácticamente perdió el habla cuando se dio cuenta de que en su computadora podía escribir, ver o grabar fotografías y vídeo, además de navegar en la web.

NIÑOS IMPACTADOS, RÁPIDO “DESCOBIJARON” LAS XO

Otros niños lucían totalmente asombrados al descubrir que sus muecas quedaban congeladas en las pantallas sin necesidad de espejo. Los más adelantados descubrieron de inmediato cómo tomar fotografías y salían al patio para buscar árboles y otros detalles que retratar.

“Ellos ya traen el chip, es fácil para ellos aprender, no importa de dónde sean o si han tenido una computadora antes”, comentó la presidente de la Fundación Zamora Terán, María Josefina Terán de Zamora, antes de que las computadoras fuesen entregadas.

Estos detalles del ser humano impresionan especialmente en una isla como Ometepe, donde la educación es tan básica que Bernabé Paisano es subdirector de cinco escuelas a la vez. Con una sonrisa contenida, Paisano intentó disimular su satisfacción para luego comentar que “esta es una obra de progreso genial, porque en mi infancia, mi niñez, no sabíamos de estas cosas, todavía hoy no sé usar bien la computadora, solo la traveseo… nosotros teníamos cuadernos, lápices, tal vez una regla y transportador, y ahora ellos van a estar comunicados con el mundo”.

La comunicación cibernética será de doble beneficio para los estudiantes de Ometepe, ya que no solo podrán aprender cosas que nunca habrían imaginado, sino que además podrán fortalecer una de las fuentes de ingresos más importantes de la isla: el turismo.

A orillas de las playas de Santo Domingo, ajenos al entorno paradisíaco, los niños exploran las nuevas computadoras XO donadas por la Fundación Zamora Terán. Foto de LA PRENSA/G. MIRANDA

A orillas de las playas de Santo Domingo, ajenos al entorno paradisíaco, los niños exploran las nuevas computadoras XO donadas por la Fundación Zamora Terán. Foto de LA PRENSA/G. MIRANDA

Según un estudio de la demanda turística en Ometepe, realizado el año pasado por el Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur), uno de cada cuatro turistas obtiene información de la isla por medio de internet. El mismo estudio indica que la gente conoce Ometepe gracias a personas conocidas y que la mayoría hizo el viaje a la isla porque lo tenían planificado desde hacía un tiempo. Esto significa que si los niños hacen amistades por internet, eventualmente podrían atraer más turistas a este lugar, conocido también como “Oasis de Paz”. Paisano comentó que los niños ahora tendrán una mente más abierta con el uso de internet.

Anya Hernández, de 6 años y con cierta experiencia en las computadoras, le dio la razón. “Yo ya puedo escribir en computadora, juego, tomo fotos y sé matemáticas”, dijo. Jackelyn Guillén, de 10 años, aseguró que con la computadora de su mamá hasta chatea con sus hermanas que viven fuera de Ometepe.

Consultadas sobre el futuro al que pueden aspirar sus hijos, algunas madres de familia de la escuela Koos Koster suspiraron. “Si se quieren ir, vamos a tener que dejarlos”, dijo una de ellas, en referencia a la posibilidad de que su hijo quiera ir a cualquier universidad lejos de la isla. Este es el nuevo futuro al que podrán aspirar los estudiantes de primaria en Ometepe a partir de hoy, cuando todos reciban sus laptops XO de parte de la Fundación Zamora Terán, en un acto público en el estadio de Altagracia.

A Ometepe, que alcanzó el rango de Reserva de Biosfera el año pasado, otorgado por la Unesco, le toca celebrar seguido porque esta mañana se convertirá en la primera “isla digital” de América Latina.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *